Cómo lograr un ahorro energético eficiente

En un mercado que apuesta cada vez más a la concientización sobre el ahorro energético, empresas y organismos nacionales aportan sus consejos y sugerencias

AFARTE y 5 Consejos para lograr ambientes climatizados con tu aire acondicionado

Cuando se utiliza el aire acondicionado, a menudo se cometen errores que ocasionan que los ambientes no estén climatizados adecuadamente e incluso generen un mayor consumo y gastos adicionales en electricidad. La Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica acerca los siguientes consejos para evitar este tipo de inconvenientes:

A la hora de elegir un aire acondicionado se debe controlar el etiquetado de eficiencia energética. Los más eficientes son de clase A (detallado en su etiqueta o manual de uso). Esto indica cuanta energía consumirá: cuanto mejor es la clase, menor es el consumo de energía del aparato. La diferencia en consumo energético entre equipos similares puede alcanzar el 90%.

El termostato del aire acondicionado no debe colocarse en una temperatura menor a los 24°C. Los expertos calculan que, cada grado que se baje en el termostato, el consumo aumenta alrededor de un 10%.

El correcto mantenimiento de los equipos aumenta su vida útil y favorece el ahorro de energía. Se aconseja realizar una limpieza de los filtros de aire periódicamente y de la serpentina exterior una vez al año.

Hay personas que prefieren dormir tapadas en pleno verano, colocando el termostato a muy baja temperatura. En la actualidad, la mayoría de los equipos cuentan con la función “sleep” (dormir), que regula la temperatura durante la noche, incrementándola a medida que pasan las horas. Esto aumenta el confort y evita el uso de colchas o frazadas, favoreciendo el ahorro de energía.

Se recomienda cerrar las puertas para que el aire fresco no se desperdicie en pasillos o ambientes no se usan. A su vez, se debe cuidar que las ventanas estén bien cerradas para que el aire caliente no entre.

Con estas recomendaciones se utiliza el aire acondicionado logrando espacios bien climatizados y a su vez permitiendo hacer un uso responsable de la electricidad facilitando el ahorro de energía.

BGH-300x171[1]

BGH propone tendencias para reducir hasta un 35 % el costo en las facturas de electricidad

BGH contribuye con la tendencia de eficiencia energética y de ahorro de las facturas de electricidad, ofreciendo equipos de climatización para el hogar, Silent Air Split Inverter, que permiten reducir el uso de energía hasta en un 35 % respecto a los equipos tradicionales.

Como característica distintiva, el sistema Inverter consigue un perfecto control del flujo refrigerante, logrando una mejor precisión de la temperatura seleccionada. Además, estos aires acondicionados incluyen tecnología Smart Control, que permite controlarlos de manera remota desde dispositivos como el smartphone, la tablet o la web.

El cambio climático constituye actualmente la mayor amenaza ambiental de este siglo. El problema real es que la variación del clima se acelera como consecuencia del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) originadas por la actividad humana. La conservación de la energía es la manera más efectiva, rápida y barata de alcanzar reducciones permanentes de GEI y ahorrar energía.

Ventajas del sistema Inverter:

Inverter: El funcionamiento constante del compresor a bajas revoluciones y la precisión del flujo refrigerante, consiguen una temperatura cercana a la seleccionada y sin variaciones. La amplitud térmica es mínima y el resultado es óptimo.

Tradicional: El sistema on-off enfría por encima del valor deseado cuando el compresor enciende y luego de apagarlo espera a que se caliente el ambiente para volver a encender, generando una gran amplitud térmica en el ambiente.

Inverter: El funcionamiento constante del compresor evita los arranques y picos corriente, reduciendo el consumo energético.

Tradicional: El sistema on-off enciende y apaga constantemente el compresor, generando picos de corriente y un elevado consumo.

grafico-longvie[1]Longvie y el Consumo Responsable

Durante el verano hay un mayor consumo energético, cuyo impacto no sólo se siente en el bolsillo, sino también, y aún más importante, en el medioambiente. A partir de esto, generar conciencia acerca del consumo responsable se vuelve indispensable, así como también, informar sobre las alternativas que existen para reducir el gasto de energía en los hogares, a partir de nuevas tecnologías con eficiencia energética.

Para comprar un producto de eficiencia energética, se debe verificar la etiqueta que ordena los artefactos según las clases de eficiencia. Este etiquetado de eficiencia energética es un sistema de clasificación de los equipos eléctricos y a gas que permite conocer su rendimiento en el uso de energía durante su funcionamiento. La escala presenta siete clases, las cuales se categorizan por medio de letras y colores: el color verde y la clase A corresponden a los equipos más eficientes, mientras que el color rojo y la clase G están asignados a los aparatos menos eficientes. Esta clasificación se realiza mediante etiquetas informativas adheridas a los productos que brindan información a los consumidores.

¿Para qué sirve la etiqueta? La etiqueta proporciona información para que los consumidores puedan tomar una decisión más consciente y seleccionar la alternativa más eficiente. Lo que se busca es reducir el consumo de energía y por ende disminuir las emisiones de gases que contribuyen al calentamiento global.

Surrey aporta al ahorro energético con su tecnología inverter
Febrero del 2016 fue el mes más caluroso de la historia, con un promedio de 136.660 hogares que sufrieron interrupciones en el suministro eléctrico por día. Una alternativa para colaborar con esta problemática son los productos con tecnología Inverter. Cada vez hay más equipos en la Argentina con esta tecnología; desde aires acondicionados hasta lavarropas y heladeras.

 

En el caso de los aires acondicionados, a diferencia de los equipos tradicionales cuyo compresor opera siempre con la misma velocidad, los Inverter regulan las revoluciones del compresor de acuerdo a la necesidad de frio que requiere el ambiente.

Surrey_Front_on[1]Siguiendo esta tendencia, Surrey fue el primero en incorporar la tecnología Inverter en aires acondicionados residenciales en Argentina.  Estos equipos ahorran hasta un 35% el consumo de energía. El principal beneficio de la tecnología Inverter es que permite operar con un consumo mínimo de energía y brindar un clima ideal sin grandes oscilaciones de temperatura. Esto los hace muy silenciosos por su funcionamiento continuo sin arranques y paradas de compresor.

Los acondicionadores de aire Inverter marcan tendencia en todo el mundo, en Europa cerca del 75% de los equipos que se comercializan son Inverter y en mercados como Brasil esta cifra asciende al 15%.

Consejos Surrey:

Ubicación: los equipos se deben colocar en lugares que provean una buena circulación del aire. En este sentido, la parte exterior del acondicionador debe estar instalada en un ambiente en donde el aire pueda renovarse constantemente, y de preferencia resguardado del sol.

Temperatura: lo mejor es programar la temperatura del equipo en 24º para optimizar su funcionamiento. Una temperatura inferior implica un gasto de energía innecesario para la climatización del ambiente.

Utilizar la función “Timer” o “Sleep”: esto permite disminuir el funcionamiento del equipo durante las horas de sueño, ya que por la noche la temperatura desciende. Así, se optimiza el consumo de energía y se reduce el ruido del equipo.

Mantenimiento de los Filtros: deben lavarse periódicamente, de lo contrario, pueden obstruirse y causar una disminución del rendimiento, lo que afectaría los niveles de confort e incrementaría el consumo de energía.

Termotanques solares SAIAR, la propuesta de Rheem

Los termotanques solares permiten lograr temperaturas similares o mayores a los termotanques convencionales a partir del alto rendimiento de los tubos captadores de energía solar térmica; especialmente para períodos climáticos invernales como los que suceden en nuestro país.

rheem[1]

Estos termos solares pueden operar en forma directa incluso cuando no haya ni calefones o termotanques estándar, ya que cuentan con una resistencia eléctrica termostática auxiliar para responder durante los días de lluvia.

Gracias a un aislante de espuma poliuretánica de 50 mm (5 cm) que recubre íntegramente al tanque acumulador, la temperatura del agua caliente puede conservarse 24 h – o más, conservado 200 litros de agua, capacidad más que suficiente para una familia tipo.

Estructuralmente son equipos fabricados en acero inoxidable, desde las piezas más pequeñas, la estructura bastidor, hasta el tanque interno y externo, minimizando notoriamente el impacto al medio ambiente.

Cuentan con certificación de IEC, y grado de seguridad IP54. La amortización de estos equipos, considerado para un ámbito de una familia tipo, puede rondar en los 2 años y el ahorro energético anual sobre el calentamiento del agua puede llegar al 70 %. La capacidad de los tanques son de 200 lts útiles, permitiendo abastecer a familias de 4 a 5 integrantes.

La tendencia indica que los termotanques solares, gracias a su gran capacidad de ahorro energético y fácil instalación, están siendo utilizados por una gran variedad de usuarios que van desde los residenciales hasta colegios, gimnasios, pequeños hoteles, balnearios y edificios de propiedad horizontal.